"7 Hábitos de higiene en el gimnasio"

7 Hábitos de higiene en el gimnasio

7 Hábitos de higiene en el gimnasio

   Los gimnasios son lugares muy transitados, en donde muchas personas utilizan las máquinas de ejercicio y los vestuarios, esto hace que muchas veces no se controle como es debido la higiene, por lo que se forma el ambiente propicio para la proliferación de bacterias. Es por esto que es importante que tomemos las medidas necesarias para cuidar de nuestra higiene y no correr riesgos de contagio.

   Por salud e higiene debes tener en cuenta una serie de aspectos:

1. Limpia las máquinas antes de usarlas:

Nunca sabes quién ha usado las máquinas del gimnasio antes que tú. Por tanto, trata de limpiarlas siempre con un trapo o con una toalla y ponte guantes para evitar sorpresas desagradables.  Del mismo modo, evita dejarlas empapadas con tu sudor.

Etiqueta en el gimnasio

2. Usa ropa limpia y cómoda:

Lleva al gimnasio un bolso o maleta con ropa deportiva limpia para que el sudor no se acumule en tu camiseta y cause malos olores. La comodidad te ayudará a realizar mejor cada ejercicio. Adicionalmente lleva ropa de cambio para después de entrenar. La ropa debe cambiarse a diario y lavarse de forma correcta para prevenir infecciones o alergias. Que tus zapatillas no sean acarreadoras de suciedad para los ambientes en los que entrenas 😉

Higiene en el gym. Levar ropa limpia al gimnasio



3. Usa toallas:

El uso de toallas en el gimnasio es obligatoria. Usa toallas en cada ejercicio. Así como a ti no te gustaría llegar a una máquina y verla empapada de sudor, ten en cuenta que a los demás tampoco. Antes de echarte en cualquier aparato del gimnasio, coloca una toalla debajo de ti. Procura llevar tu toalla sobre el cuello en todo momento durante tu entrenamiento en el gimnasio.

Secarse con toallas

4. Usa sandalias al momento de bañarte:

Recuerda que no sabes quienes han usado la ducha antes que tú y la proliferación de hongos es muy alta en las duchas y vestuarios de los gimnasios. Por tanto, evita coger alguna enfermedad en los pies, utilizando sandalias.

5. Cúbrete las heridas:

En caso de que tengas alguna herida o corte, no te olvides de utilizar una vendita o curita para evitar que la sangre se quede en alguna de las asas de las máquinas del gimnasio. Cuida tu salud y la de los demás.

Cúbrete las heridas abiertas

6. No te toques la cara:

Ni durante ni después de entrenar. Ten en cuenta que una gran cantidad de manos pasan por las pesas del gimnasio. Después de que las uses, ni se te ocurra tocarte la cara o los ojos, pues puedes contraer diversas infecciones.

7. Si vas al baño, antes lávate las manos:

Las barras, los discos, las mancuernas, las poleas y todo lo que ocupa el espacio del gimnasio tienen bacterias que no quieres que lleguen a tus partes íntimas, quién sabe por dónde habrá pasado las manos la persona que usó la barra antes que tu. He ahí el problema. Recuerda siempre cuando vayas al baño lavarte la manos antes y después de usarlo.

Si vas al baño, antes lávate las manos

Comparte este artículo:

Comentarios